BOLIVIA: BASE DEL TERRORISMO EN LATINOAMÉRICA

Tagged:  

x Boris Bernal Mansilla

Denunciamos que el gobierno del Presidente Evo Morales Ayma no sólo encubre y protege a miembros del MRTA, además consolida vínculos del MAS con ese grupo terrorista peruano y con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), permitiendo la consolidación de una estructura que busca reclutar jóvenes universitarios bolivianos para adoctrinarlos con conceptos del terrorismo y prepararlos en actividades afines.

Esta opción por la violencia tomada por el gobierno fue expresada públicamente en varias ocasiones por el Primer Mandatario y el Vicepresidente de la República, Alvaro García Linera que estimulan la existencia de grupos milicianos, como son los “ponchos rojos” o similares conformados en la zona de Caranavi, todos ellos exhibiendo su presunto derecho a portar armas, lo que constitucionalmente es de exclusiva potestad de las Fuerzas Armadas de la Nación.

Las invocaciones en sentido de que: las autoridades de Gobierno saldrán muertas del Palacio, discursos encendidos con arengas a favor del enfrentamiento armado como forma de solucionar los problemas políticos que afligen al país porque ya se “aprendió a matar”; han convertido al Vicepresidente Linera en un poco original y penoso émulo de las amenazas que Maximiliano Robespierre lanzaba al pueblo durante la época del terror de la Revolución Francesa.

Es por esas convicciones que el gobierno no reprime las acciones de grupos e individuos descalificados, como es el caso de las agresiones del peruano emeretista Adolfo Cerrudo a ciudadanos y prensa bolivianos, hechos que no deben reducirse sólo a la comisión de actos delictivos, su accionar demuestra una visión política e ideológica que comenzó a funcionar en el país a través de Grupos de Choque y la conformación de Coordinadoras Continentales Bolivarianas o Círculos Bolivarianos con presencia en cuatro países (Bolivia, Perú, Chile y Ecuador).

Los antecedentes de esas estructuras se remontan al año 2004, cuando el emeretista peruano Julio César Vásquez Vásquez, pese a haber obtenido su estatus de refugiado perpetró, junto a la boliviana Soledad Conde, un atentado dinamitero a la Carrera de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Un reporte del 1 de agosto de 2005 del Ministerio del Interior del Perú, señala que a raíz del citado acto terrorista, Vázques Vázques fue detenido por la policía boliviana pero al poco tiempo fue liberado por influencia de un integrante del Movimiento al Socialismo (MAS), gestión que realizó el actual Senador masista, Antonio Peredo. Vázques es considerado por la policía peruana como un “importante cabecilla del grupo terrorista MRTA”.

Otra compañera de Vasquez Vasquez, la peruana Aída Elizabeth Ochoa Mamani, también fue detenida en el Obelisco de la ciudad de La Paz por la Policía boliviana el 8 de octubre del 2005 por transportar materiales logísticos de uso militar, como ser uniformes y botas, las cuales iban a ser enviadas al Perú y eventualmente a Colombia.

Aída Elizabeth Ochoa Mamani trabajaba en una cadena de “perfumerías cubanas” que se instalaron en la ciudad de La Paz, las cuáles estaban bajo responsabilidad administrativa del actual operador político del gobierno del MAS, Hugo Moldiz. En esos locales se vendían cosméticos de origen cubano, según documentación a la que se tuvo acceso, esos productos ingresaban al país a través de gestiones de la alianza cubano-boliviana, el dinero producto de la venta era entregado a Moldiz para el abastecimiento logístico al MRTA.

El año 2004 se conforma el embrión del Comité Cívico Popular (CCP), organización que dos años después se consolida como grupo de choque masista, bajo la presidencia de Evo Morales y cuya labor es atacar a toda organización que públicamente exprese su rechazo a la gestión de Gobierno. Al amparo del respaldo oficialista, el emeretista Adolfo Cerrudo asume un liderazgo en el mencionado grupo, del cual también forma parte otro emeretista “refugiado”, como es Simón Condori alias Simón Amaru.

En abril pasado, Moldiz fue filmado por varios medios de comunicación en una esquina de la Plaza Abaroa mientras coordinaba acciones con el CCP que atacó a los grupos denominados pacifistas que se expresaron esa jornada por la defensa de la democracia y la libertad.

Luego de cada acción en contra de sus opositores, Amaru, Cerrudo y otros miembros de estos grupos de choque mantienen reuniones con Moldiz en oficinas del Capítulo Boliviano de Derechos Humanos, donde se reparte el dinero que les corresponde por la movilización.

Por otro lado y en coordinación con Vásquez: Soledad Conde Romero después del atentado en la Facultad de Derecho de la ciudad de La Paz, viaja el 2004 con Vásquez a Colombia para entrenarse con las FARC.

En abril de 2007, Vásquez y Conde Romero retornan a Bolivia para reanudar sus actividades en la carrera de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), rearticulando el frente Resistencia Universitaria de Trabajo Autónomo (RUTA), nombre encubierto ya que en realidad la sigla es: “Resistencia Universitaria Tupac Amaru”, para motivar a los jóvenes a adherirse a la insurrección armada. Actualmente Soledad Conde, es la cabecilla de RUTA y presidenta de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB).

Un reporte de la agencia española de noticias, EFE publicado en el diario La República señala que en el ordenador incautado al fallecido líder de la guerrilla colombiana "Raúl Reyes", existe información sobre el peruano emeretista René Roque González quien solicitó 100.000 dólares a las FARC para actividades terroristas.

Curiosamente, el mencionado Roque Gonzáles es representante en Perú de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB), situación análoga con Soledad Romero en Bolivia.

Además de Gonzáles existen seis miembros de la CCB detenidos cuando regresaban de una reunión de grupos izquierdistas que se realizó en Quito, Ecuador, y permanecen encarcelados desde hace más de cien días acusados de querer atentar contra importantes cumbres internacionales.

Boris Bernal Mansilla
Primer Secretario
LA PAZ EN ACCIÓN